La necesidad de estar en la nube para aprovechar todo lo que los datos pueden ofrecer

Obtener todos los datos perfectamente precisos que necesitas en el momento exacto depende de que tu infraestructura de datos esté en la nube. Una arquitectura basada en la nube o híbrida, que ya es importante tanto por razones estratégicas como económicas, se está convirtiendo en una necesidad empresarial. 

La integración de datos en la nube combina la potencia de las capacidades tradicionales de integración de datos con enfoques modernos y ágiles para el desarrollo de soluciones basadas en datos, al tiempo que se centra en el soporte nativo de la nube. También cuenta con funciones relacionadas para la calidad de los datos, la maestría de datos, la gestión de metadatosla catalogación de datos, y el procesamiento de eventos, además de manejar big data, datos de IoT y otras. 

La integración de datos moderna y completa puede ejecutarse en cualquier lugar -en las instalaciones o en la nube- para liberar los sistemas aislados y proporcionar al negocio el mayor valor de los datos. 

La integración de datos en la nube responde a una necesidad real de infraestructura y soluciones de integración de datos que lleguen a todas las aplicaciones, datos y personas, independientemente de su tipo o ubicación.  

Una integración de datos completa de este alcance es una misión crítica ya que las empresas de todos los tamaños y sectores se enfrentan a entornos de datos cada vez más híbridos y distribuidos. 

Las capacidades de la nube pueden mejorar las soluciones de integración de datos de manera importante, así como proporcionar beneficios comerciales cruciales: 

  • Centralización de los recursos y capacidades de colaboraciónLa centralización de los recursos y servicios compartidos hace que la gestión de los datos sea coherente y gobernable, al tiempo que aumenta la productividad y la colaboración de los desarrolladores. De este modo, los recursos y servicios pueden compartirse de forma más amplia entre personas y departamentos dispersos geográficamente, así como aplicarse en producción entre las múltiples plataformas de los flujos de trabajo de integración de datos híbridos. 
  •  Utilizar el cloud es más rentable. Los recursos de servidor y de almacenamiento tienden a costar menos en las plataformas en la nube en comparación con los recursos tradicionales en las instalaciones. Además, el proveedor de la nube se encarga de la planificación de la capacidad del servidor, la optimización, las actualizaciones y el mantenimiento, eliminando esas distracciones que consumen tiempo de los profesionales de la gestión de datos. Por último, al utilizar servidores y almacenamiento basados en la nube, el personal de gestión de datos no tiene que dedicar tiempo a la integración del sistema ni gastar el presupuesto en gastos de capital. 
  • La escalabilidad flexible de la nube. Muchas cargas de trabajo de integración de datos aumentan rápidamente, exigen considerables recursos de servidor y luego disminuyen con la misma rapidez. Algunos ejemplos comunes son la ingesta de datos, las transformaciones de datos y el preprocesamiento de datos antes de cargar los objetivos. Cuando esto ocurre, una nube elástica puede marchar automáticamente los recursos necesarios y luego reasignar los recursos una vez que se hayan completado las cargas de trabajo de integración de datos intensas. 

Adoptar la integración de datos en la nube no sólo consiste en aprovechar las ventajas de una tecnología más nueva, más rápida, más ligera y más barata. También se trata de modernizar la forma en que pensar, trabajar y sobresalir, tanto a nivel tecnológico como empresarial, para que las organizaciones estén mejor posicionadas para el éxito. 


También te puede interesar: 

Principios fundamentales de una herramienta de integración de datos

¿Por qué una empresa necesita aprovechar el Big Data?

Beneficios de una solución de integración de datos