Estrategias de organización para llegar a ser una compañía Data-Driven

data-driven

Uno de los principales retos que las empresas tienen que superar para convertirse en compañías Data-Driven se encuentra en la propia organización.

Según una encuesta reciente sobre Big Data e Inteligencia Artificial de NewVantage, el 93% de los participantes identifica a las personas como uno de los obstáculos más importantes  para lograr erigirse como compañías Data-Driven. Además, el estudio revela que el 40,3% percibe que la falta de alineación de la empresa con la misión es uno de los impedimentos más destacados para no centrar su negocio en los datos.  El 24% hace referencia a la resistencia cultural como uno de los obstáculos más relevantes.

Un informe de TDWI Research pretende aportar un poco de luz a las compañías cuya manera de organizarse está impidiendo hacer que los datos sean uno de los principales activos del negocio. Según los autores de este documento, hay tres estrategias para lograrlo: estrategias de liderazgo, estrategias culturales y estrategias de gobernanza.

Estrategias de liderazgo

Los líderes son los responsables de asegurar que las cosas se hagan y son las personas que establecen la dirección que tomará toda la organización para conseguir los objetivos marcados. Son los que pueden animar a toda la empresa a seguir las estrategias adecuadas para que esta se convierta en Data-Driven. Por lo tanto, si el líder se orienta hacia los datos, será más fácil que toda la empresa lo siga para conseguir cumplir los objetivos.

En esta estrategia los líderes son los encargados de hacer que los diferentes roles de la organización se enfoquen a la analítica de datos. Son los que tendrán que proponer a todos los trabajadores de una empresa que pueden participar del proceso desde su posición.

Estrategias culturales

Cambiar la cultura de una empresa para hacer que esta se enfoque más a los datos se reduce, en muchas ocasiones, al hecho de tratar con las personas de la organización. Para cambiar el comportamiento de los individuos para lograr el objetivo de centrar más las decisiones en los datos, se pueden seguir tres actuaciones:

  • Incentivos. Un plan de incentivos para estimular el uso de los datos para mejorar el trabajo dentro de la empresa es clave para lograr cambiar la cultura de la empresa.
  • Empoderamiento. Las organizaciones tienen que empoderar a los usuarios para aplicar la analítica de datos para resolver los problemas de negocio. Hay que facilitar a los trabajadores las habilidades necesarias para que estos sean capaces de aprovechar los datos para la mejora de sus funciones. Y esto pasa por una capacitación tecnológica y una formación de los trabajadores.
  • Alfabetización analítica. Desarrollar habilidades en analítica de datos es clave para el éxito. La mejor manera para que los empleados utilicen los datos para mejorar su trabajo es enseñándolos a utilizar las herramientas necesarias para obtener la información más valiosa para su puesto de trabajo.

Estrategias de gobernanza

Esta estrategia  se refiere a los procesos que deben iniciar las empresas que han comenzado a andar el camino para ser Data-Driven si quieren proteger la información crítica con éxito.

En algunas organizaciones la gobernanza va más allá de la protección de los datos para incluir la Data Stewarship, incluso si ese término no se usa explícitamente. La Data Stewarship se responsabiliza de la calidad de los datos e implica a Data Analytics y Data Scientists para trabajar enfocados a la calidad de los datos.

En este sentido, se puede afirmar que la calidad y la protección de los datos es el objetivo principal de la estrategia de gobernanza.

Para que una organización pueda seguir la mejor estrategia para ser Data-Driven, Elternativa ofrece un asesoramiento preciso y las mejores soluciones tecnológicas.

cta ebook elternativa